Las tres mejores prácticas

Descargue su lista de comprobación aquí:

A medida que las industrias se esfuerzan cada vez más por reducir los costes operativos, la ampliación de la vida útil de los activos envejecidos se convertirá en algo fundamental para reducir los costes de mantenimiento. 

Por ello, esta lista de comprobación ofrece tres mejores prácticas a tener en cuenta a la hora de planificar el proceso de ampliación de la vida útil de los activos.

1. Factores organizativos

La extensión de la vida útil de los activos es fundamental para el éxito continuo de su organización. Por lo tanto, es importante asegurarse de que las funciones y las responsabilidades están claramente definidas e identificar los recursos.

2. Planificación y ejecución

También es importante tener una planificación a largo plazo antes de ampliar la vida de los activos. El beneficio de una planificación adecuada es evitar riesgos y descubrir posibles problemas de ampliación de la vida útil de los activos. 

3. Seguimiento, auditoría y revisión

Después de la implementación, es necesario revisar constantemente y hacer los ajustes necesarios.