Logo Hint_Tekengebied 1

Nord Stream

Diseño e ingeniería de procesos de seguridad

Antecedentes

Nord Stream es un consorcio internacional fundado para construir una red de gasoductos para transportar el gas ruso a través del Mar Báltico hasta Europa Occidental. Gazprom es el mayor accionista del consorcio, seguido de las empresas alemanas E.ON y BASF. La construcción de Nord Stream, el gran gasoducto doble entre Rusia y Alemania, se enfrentó a enormes retos en lo que respecta a la ingeniería y la burocracia política. La experiencia de Hint en control y automatización desempeñó un papel decisivo en la certificación de la seguridad del gasoducto y la construcción del sistema de instrumentación de muestreo. Proporcionó la documentación que faltaba y también asesoró en la instalación de los analizadores de gas.

«En 2009 todavía se desconocía relativamente cómo era el fondo del Mar Báltico», dice Hoekstra. «Hay que imaginar que el fondo marino no es plano, sino que tiene montañas, valles y otros obstáculos. Entonces concebimos una ruta de 1.200 kilómetros a través de un territorio relativamente inexplorado; un terreno en el que se habían colocado muchas minas durante las guerras mundiales, y cuyos riesgos eran difíciles de evaluar. Además, había que tener en cuenta aspectos como la naturaleza y los caladeros, en los que no se puede tender un oleoducto sin más». Otros problemas importantes de ingeniería eran los aterrizajes y las numerosas actividades de dragado que habría que realizar. Sin embargo, la mecánica, según Hoekstra, no fue el mayor obstáculo. «Principalmente fue un gran reto conseguir los permisos para el proyecto», dice. «No sólo hay que lidiar con la obtención de permisos de los países afectados, Alemania, Holanda y Rusia, sino también de los países por cuyo territorio pasa el gasoducto, como Finlandia, Suecia y Dinamarca. Además, en Europa tenemos el proceso de Espoo, una norma que implica que los países vecinos del Báltico también tienen que participar en el proyecto y opinar, lo que significa que hay que mantener conversaciones con las autoridades de todos esos países».

Solución

Hint, especialistas en control y automatización y tecnología de la información para la industria del petróleo y el gas, desempeñó un papel crucial en la obtención de la certificación. En primer lugar, fueron decisivos en la certificación de la seguridad del gasoducto. «En el transporte de gas se aprovecha la diferencia de presión. Al principio del recorrido, en Rusia, hay una estación de compresión que pone el gas a alta presión para que pueda fluir hasta Alemania. Esta alta presión conlleva riesgos porque la tubería sólo puede soportar una cantidad limitada de presión. Además, la temperatura del gas disminuye cuando se presuriza. Esta reducción de la temperatura repercute en las propiedades mecánicas del acero de la tubería, lo que también supone un riesgo», dice Hoekstra. Para superarlo, hubo que construir un sistema electrónico de seguridad que permitiera controlar la temperatura y la presión. Sin embargo, resultó difícil conseguir que el sistema fuera certificado por Det Norske Veritas. «La cuestión era que el diseño técnico estaba bien, pero en muchos aspectos no estaba bien documentado. Para la certificación, por supuesto, eso era un problema, porque si no puedes demostrar cómo lo has construido tampoco puedes obtener la certificación por ello». Ahí es donde entró Hint. «Conocía a Hint de mi época en Shell y sabía lo que podían ofrecer. La gente de Hint es muy experta y la empresa cuenta con varios especialistas en el campo de los sistemas de seguridad. Estudiaron nuestro sistema en detalle, para que pudiéramos sortear la certificación».

Hint no sólo participó en la ingeniería y construcción del sistema de seguridad del proceso, sino también en el establecimiento de un sistema de medición de la calidad del gas. «Construir un sistema para medir la presión o la temperatura no es tan difícil, pero sí lo es crear un sistema que pueda determinar con precisión la calidad del gas», dice Hoekstra. «El gas que transportamos a través de Nord Stream no tiene un solo componente, sino que es una mezcla de diferentes componentes. Hint nos ha ayudado a construir analizadores de gas que pueden determinar, a partir de las muestras, la composición de la mezcla. El gas debe, por ejemplo, contener suficientes moléculas de gas hidrocarburo combustible y eso lo miden nuestros analizadores».

Resultados

Ahora que el proyecto ha concluido, Hint desempeña un papel más limitado y de fondo. La organización de Nord Stream está ahora desarrollando sus propios conocimientos sobre sus sistemas de medición y procesamiento. Hint se dedica principalmente a la transferencia de conocimientos sobre la documentación efectiva, entre otras cosas. También volverán a participar en Nord Stream cuando expiren las certificaciones. Además, hay planes para un segundo proyecto que incluye un tercer y cuarto gasoducto. Es probable que Hint también realice trabajos para este proyecto. «Los preparativos para construir un tercer y cuarto gasoducto Nord Stream siguen en marcha», dice Hoekstra. «Es demasiado pronto para llevar a Hint allí, porque ahora nos ocupamos sobre todo del trazado y la programación, pero quizás más adelante. Hint emplea a verdaderos expertos de alto nivel y es justo decir que Hint ha desempeñado un papel pequeño, pero muy importante. Han sido realmente decisivos en la certificación y la licencia de explotación.